sábado, 31 de octubre de 2015

Mendelssohn Violin Concerto


Epitafio


Tiziano Vecellio
 
 A UN BUJARRON

   Aquí yace Misser de la Florida,
y dicen que le hizo buen provecho 
A Satanás su vida.                     
Ningún coño le vio jamás arrecho.
De Herodes fue enemigo y de sus gentes,
no porque degolló los inocentes;
mas porque, siendo niños y tan bellos,
los mandó degollar y no jodellos.
Pues tanto amó los niños y de suerte
(inmenso bujarrón hasta la muerte),
que si él en Babilonia se hallara,
por los tres niños en el horno entrara.

¡Oh, tú, cualquiera cosa que te seas,
pues por su sepultura te paseas,
u niño, u sabandija
u perro, u lagartija,
u mico, u gallo, u mulo.
u sierpe, u animal que tengas cosa
que de mil leguas se parezca a culo!,
guárdate del varón que aquí reposa;
que tras un rabo, bujarrón profundo,
si le dejan, vendrá del otro mundo.

   No en tormentos eternos
condenaron su alma a los infiernos;
mas los infiernos fueron condenados
a que tengan su alma y sus pecados.
Pero si honrar pretendes su memoria,
di que goce de mierda y no de gloria;
y pues tanta lisonja se le hace,
di: "Requiescat in culo, mas no in pace."



Francisco de Quevedo

Sáhara: 40 años de la Marcha Verde



El 6 de noviembre se cumplen 40 años de la triste y vergonzosa Marcha Verde, conocida como Marcha Negra para los saharauis. Triste por que supuso el comienzo del calvario para los saharauis, una parte se vio obligada a huir y vivir en campamentos de refugiados o en la diáspora y otra parte a permanecer en las zonas ocupadas del Sáhara, víctimas de la tortura, del acoso, del genocidio perpetrado por el ocupante marroquí contra la población saharaui. Vergonzosa por la actitud de España abandonando a los que en ese momento eran tan españoles como un habitante de Albacete, Valladolid o de la mismísima capital, cometiendo un acto de máxima traición hacia sus nacionales.

Con la Marcha Verde el régimen marroquí no hizo otra cosa que camuflar y desviar la atención de la verdadera invasión que comenzó unos días antes, el 31 de octubre, cuando regimientos de tanques y blindados del ejército marroquí invaden el Sáhara Occidental, empezando por Hauza y Djederia (este de Smara), destruyendo, matando y secuestrando a la población saharaui

Con motivo de este fatídico aniversario el sátrapa de Mohamed VI, rey de Marruecos, visitará la capital del Sáhara Occidental, El Aaiún. Visita a la que Marruecos pretende dar un carácter oficial, en contra de la legalidad internacional, ya que debemos recordar que Marruecos solamente es la potencia ocupante, siendo todavía España la potencia administradora, de iure, del territorio. España en vez de ejercer como tal y exigir el cumplimiento de la leyes y acuerdos que piden la celebración de un referéndum de autoderminación para el Sáhara y elevar una protesta por esta visita, mira para otro lado tal y como viene haciendo desde el primer día en que abandono el territorio.

La población saharaui fiel a su carácter de resistencia y protesta pacífica saldrá a la calle para demostrar su oposición y rechazo a esta visita y a la ocupación del Sáhara Occidental por parte de Marruecos. Las fuerzas de ocupación marroquíes conocedores de la determinación de la población saharaui han enviado a El Aaiun numerosas tropas auxiliares como refuerzo a las ya existentes, convirtiendo la ciudad, todavía más, en una zona totalmente militarizada. Marruecos dentro de esta política de cerrojo y opresión está impidiendo la entrada de saharauis con pasaportes no hayan sido expedidos como marroquíes. Está expulsando a saharauis del territorio con el pretexto de estar trabajando como espías para el enemigo. Todos estos actos suponen una violación y un atropello más de la población saharaui.

Como consecuencia de la invasión marroquí, de la cobardía de los gobiernos españoles y la apatía de los organismos internacionales, que obliga a los saharauis a sobrevivir como refugiados, estamos siendo estos días testigos de una tremenda crisis humanitaria en los Campamentos de Refugiados Saharauis, crisis producida debido a unas lluvias sin precedente en los 40 años de existencia de los mismos. La situación en los campamentos, difícil ya de por si debido a los recortes en ayuda humanitaria de estos últimos años, es estos momentos muy complicada. Miles de damnificados que perdieron lo poco que tenían, sus casas y pertenencias. Los almacenes de alimentos totalmente destruidos, hospitales y dispensarios médicos desprovistos de los más básicos medicamentos.

España debe, de una vez por todas, condenar de una manera clara y concisa la invasión militar del Sáhara Occidental, la Marcha Verde y adoptar las medidas oportunas, que como potencia administradora le corresponden, para que el sufrimiento del pueblo saharaui termine y pueda recuperar la tierra que por justicia le pertenece.

Aterrizaje de emergencia por pedos de ovejas


The Aviation Herald:

El Boeing 747-400 de carga de Singapore Airlines, con matrícula 9V-SFI, que llevaba a cabo el vuelo SQ-7108 de Sydney a Kuala Lumpur con 4 tripulantes y una carga de 2186 ovejas, estaba en ruta al nivel de vuelo 320 a unos 400 kilómetros al sur de Denpasar (Indonesia) cuando la tripulación recibió una alerta de humo en la bodega de carga. Descendieron al nivel de vuelo 250 y se desviaron a Denpasar para aterrizar sin problemas 45 minutos después. Los servicios de emergencia no encontraron ninguna señal de fuego, calor o humo.

La causa de alerta de humo fue identificada como los gases de escape y el estiércol producido por las ovejas.

El avión pudo seguir su ruta después de 2,5 horas en Denpasar, llegando a Kuala Lumpur otras dos horas y media después.

Fuente:  http://wtf.microsiervos.com/mundoreal/aterrizaje-de-emergencia-por-pedos-de-ovejas.html

El satélite disecciona el expolio sirio

Imágenes de alta resolución muestran que Bashar al-Asad es tan culpable como el Estado Islámico de la destrucción patrimonial.



Uno de los aspectos más desoladores de la guerra siria es ver cómo el patrimonio arqueológico es destruido, a menudo con intenciones religiosas, ideológicas o puramente propagandísticas, como ocurrió con las recientes imágenes del autodenominado Estado Islámico (EI) saqueando y reduciendo a polvo la monumental ciudad milenaria de Palmira.

La información, sin embargo, nos llega mutilada, distorsionada, masticada y escupida. ¿Cómo obtener la verdad sobre la magnitud del expolio sirio? Harían falta unos ojos electrónicos que se situaran a más de 500 kilómetros de altura, inalcanzables a cualquier misil, y capaces de registrar cada parpadeo en un fichero y enviarlo a lugar seguro. Esos ojos existen, se llaman satélites y por primera vez Jesse Casana, un arqueólogo del Dartmouth College, los ha empleado para obtener un informe imparcial sobre la destrucción arqueológica en Siria, publicado en la revista Near Eastern Archaeology.

"Mucha de la atención mediática se ha centrado en los espectáculos de destrucción que el EI ha orquestado y subido a la red", declaró Casana en un comunicado, "y esto ha llevado a un amplio malentendido de que es el principal culpable del saqueo de sitios arqueológicos y daño a monumentos". Su análisis, hecho a partir de imágenes obtenidas en los últimos cuatro años, muestra que el saqueo es muy común también entre las tropas del régimen y, a menor escala, entre las fuerzas rebeldes y los kurdos.

Áreas ocupadas y porcentaje de saqueo intenso.  

En concreto, el EI es la facción en cuyo territorio controlado hay más sitios arqueológicos (383) de los cuales casi el 43% han sido severamente expoliados. Le siguen las fuerzas del régimen de Bashar al-Asad, que controlan 212 sitios y han saqueado el 23%, una cifra sorprendente viniendo de fuerzas gubernamentales.

Los análisis por satélite también han registrado destrucción y robos en las zonas controladas por las fuerzas de la oposición -237 sitios, el 14% de ellos saqueado- e incluso las dominadas por las Unidades de Protección Popular (UPP) kurdas, con 116 sitios de los que el 9% ha sido usurpado.

Un recurso muy caro
Casana empezó a indagar en el uso de las imágenes por satélite como un instrumento para contrastar con observaciones de los ciudadanos, medios de comunicación o los politizados informes gubernamentales, muy especialmente en situaciones de conflicto. Es decir, datos muy probablemente distorsionados.

El problema para Casana es que con los servicios de acceso abierto estilo Google Earth pueden detectarse algunos daños en el patrimonio, pero se actualizan con poca frecuencia. Por otro lado, existen servicios comerciales de cartografía digital, pero obtener planos de toda Siria durante varios años resulta prohibitivo para un investigador. Para tener acceso a estas imágenes, el arqueólogo montó un proyecto colaborativo y logró financiación del Departamento de Estado de EEUU.

Tras hojear el estudio, Iñigo Molina, subdirector de la Escuela Técnica Superior de Ingenieros en Topografía, Geodesia y Cartografía de la Universidad Politécnica de Madrid, dice a EL ESPAÑOL que "es una aplicación original, porque hasta ahora no se ha utilizado en este ámbito, que en este momento es particularmente sensible".

Muy alta resolución

Los satélites empleados orbitan a una altura de entre 400 y 700 kilómetros, y desde esa distancia son capaces de obtener una resolución capaz de identificar objetos de menos de un metro. Ahí empiezan a aparecer, ante los ojos de Casana, agujeros, montículos de tierra o guarniciones militares. Muchas de ellas están ubicadas en antiguos campamentos romanos como Apamea, al oeste del país. La lógica detrás de esto es que los promontorios en alto desde los que se domina el paisaje tienen tanto sentido en una guerra en el siglo III como en el XXI.
El antes y el durante del conflicto sirio  
Los satélites están equipados con sensores ópticos de muy alta resolución espacial. "Además de la capacidad de detectar detalles finos sobre los cambios que han sucedido, tienen esa capacidad cromática que ayuda a interpretar mejor estos fenómenos", comenta Molina."No son películas fotográficas, sino detectores que registran luz y la convierten a valores digitales", añade.

Para Antonio Gutiérrez Peña, director de proyecto en la filial portuguesa de la empresa de satélites Deimos, "hay dos tipos de sensores principales: los ópticos y los radares". Los primeros son "como cámaras fotográficas, aunque en realidad operan en varias bandas, no es el rojo-azul-verde de toda la vida". Por ejemplo, el satélite de la ESA opera en 20 diferentes.

El sensor registra la luz en diferentes bandas espectrales y luego las superpone para crear las imágenes en alta resolución. Las diferencias crómaticas sirven a los arqueólogos para, por ejemplo, calcular la edad de una cata arqueológica.

Por otro lado, el sensor radar da una imagen del relieve, de lo que se está viendo. "Ya no es sólo el color, sino que te da una idea de la orografía", explica Gutiérrez Peña.

La frecuencia es clave

Con el empleo de sensores ópticos, se puede observar que un agujero y su montículo de tierra adyacente son más oscuros, por lo que se infiere que fue excavado recientemente. "Lo que se usan son series temporales, se intenta que haya imágenes del antes, el durante y el después del proceso", dice Molina, y la clave en este caso es que los satélites empleados "tienen una capacidad de revisita muy frecuente, la escala temporal a la que se mueven es muy corta". Esto significa que han presenciado un seguimiento cenital casi a diario del estado de todos los yacimientos arqueológicos del país durante más de cuatro años.
Intensidad de los expolios arqueológicos.  
De este modo, Casana dedujo que el saqueo no es una actividad reciente en Siria o espoleada por la guerra. Es más, incluso ha descendido en frecuencia y gravedad desde que el conflicto empezó en 2011. Mientras las imágenes más tempranas mostraban una ausencia de saqueo en el 75% de los 1.289 sitios estudiados y un expolio de moderado a intenso en el 7% de los yacimientos, durante la guerra el número de sitios no saqueados aumentó al 78% y los que estaban siendo saqueados con severidad bajaron al 5%
"El truco de cartografiar la Tierra", reflexiona Gutiérrez Peña, "está no solo en ver las cosas bien, sino con una repetibilidad muy cercana, es decir, poder ver todos los cambios", y pone como ejemplo los satélites del programa Sentinel de la Agencia Espacial Europa, empleados en menesteres medioambientales y de seguridad.

Detrás de cada historia hay un hallazgo tecnológico, y para contar ésta era necesario un avance en la capacidad de procesamiento de esas imágenes generadas a cientos de kilómetros de altura, en la ionosfera, por encima incluso de la Estación Espacial Internacional. "El problema ya no es tanto la transmisión como el procesado en tierra", dice el ingeniero de Deimos. "Estamos entrando en la era del big data y hay proyectos donde manejamos volúmenes de petabytes de datos", dice.

A 700 kilómetros de altura no llega el retumbar de los morteros, los pasos acechando aldeas en la noche o los gritos de los inocentes. Pero al mismo tiempo, los datos del sensor se registran impolutos y fríos. Ajenos al alarido, ensordecedor y cegador, de la propaganda.

Fuente:  http://www.elespanol.com/cultura/20151030/75492484_0.html

jueves, 29 de octubre de 2015

Hay tres momentos graves, más el cuarto

HANS HARTUNG (1904-1989)


Hay tres momentos graves en la vida de un hombre,
a saber:
cuando nace,
y cuando pierde el uso de sus seres queridos.

Luego transcurre el tiempo,
y el olvido acontece,
y ya como si nada,
como si casi nada,
nos sentimos vivir en un lugar extraño.

El cuarto es conocido;
lo que pasa es que apenas tiene muebles.



Ángel González

miércoles, 28 de octubre de 2015

Poetas iraníes enfrentan azotes por darse la mano con personas del sexo opuesto


Fatemeh Ekhtesari, a la derecha, y Mehdi Musavi, en una foto sin fecha conocida, dada a conocer por una campaña internacional de Derechos Humanos en Irán.
Dos poetas iraníes enfrentan 99 latigazos cada uno por darle la mano a personas del sexo opuesto en uno de los últimos ejemplos de los severos castigos que son impuestos contra escritores y artistas por el poder judicial de Irán, según defensores de los derechos humanos.


Los poetas, Fatemeh Ekhtesari y Mehdi Musavi, también han sido sentenciados a años de prisión por "insultar lo sagrado" en sus escritos, una decisión rechazada por activistas de la libertad de expresión.
"Los arrestos y condenas de Ekhtesari y Musavi son una parodia de la justicia y generan un escalofrío sobre la comunidad creativa de Irán que ya se encuentra asediada", dijo Karin Deutsch Karlekar, directora de programas de la libre expresión en PEN American Center, en una declaración a principios de este mes.
Sus casos destacan el contraste que existe entre la imagen moderada proyectada en el exterior por el presidente iraní Hassan Rouhani y el enfoque radical hacia los derechos humanos ejercido por las autoridades dentro de Irán.

Las confesiones supuestamente fueron hechas bajo coacción
Muchos estadounidenses conocen la detención por parte de Irán del periodista del Washington Post Jason Rezaian, quien ha estado encarcelado durante más de un año por cargos de espionaje. El periódico denunció una decisión reciente del tribunal para condenar a Rezaian, quien posee una doble nacionalidad estadounidense e iraní, como "una injusticia escandalosa".

Pero otros escritores iraníes que son menos conocidos en Occidente se han visto en problemas con las autoridades iraníes, según grupos de derechos.

Anteriormente este mes, Ekhtesari y Musavi, quienes mencionaron problemas sociales en su trabajo, recibieron sentencias de cárcel de 11 años y medio y 9 años respectivamente, por condenas basadas en confesiones extraídas bajo coacción, según PEN. Ambos poetas publicaron legalmente libros que recibieron la aprobación del Ministerio de Orientación Islámica, dijo el grupo.

Las sentencias de azotes llegaron después de que Ekhtesari admitiera que se dio la mano con participantes masculinos en un evento de poesía en Suecia, dijo PEN. Darse la mano con un miembro del sexo opuesto que no es un familiar inmediato se considera como una "relación sexual ilegítima, casi adulterio" en Irán, decía.

Un portavoz del poder judicial iraní se negó a comentar sobre los casos de los poetas, que no han sido cubiertos por los medios estatales del país.

'Un estado de seguridad'
Un cineasta, Kayvan Karimi, recientemente fue sentenciado a seis años de cárcel y 223 latigazos por cargos similares a los de los poetas, según la Campaña Internacional por los Derechos Humanos en Irán.
PEN también mencionó las condenas que se han dado en los últimos meses del escritor y productor de televisión Mostafa Azizi y de la caricaturista Atena Farghadani.

"Los radicales no solo van tras los activistas políticos, están decididos a arrancar de raíz cualquier expresión social o cultural con la que estén en desacuerdo", dijo Hadi Ghaemi, director ejecutivo de la Campaña Internacional por los Derechos Humanos en Irán, que tiene su sede en Nueva York.

Rouhani es el rostro público del gobierno iraní que aceptó un acuerdo nuclear histórico con las potencias mundiales en julio. Pero los funcionarios y las fuerzas del orden que actúan con el apoyo del líder supremo Ayatollah Ali Khamenei "han trabajado en unidad para imponer un estado de seguridad en el que las opiniones discrepantes de cualquier tipo son consideradas amenazas a la seguridad nacional y procesadas como tales", dijo la campaña.

Mientras Rouhani se preparaba el mes pasado para hacer su discurso a la Asamblea General de las Naciones Unidas, el Comité para la Protección de los Periodistas detallaba el triste historial de Irán sobre la libertad de prensa.

"Irán ha sido clasificado entre los países que más encarcelan a miembros de la prensa todos los años desde 2009", dijo el grupo. En el censo más reciente del comité, se encontró que Irán mantenía a al menos 30 periodistas en la cárcel, el segundo número más alto del mundo detrás de China.


Fuente:  http://cnnespanol.cnn.com/2015/10/28/poetas-iranies-enfrentan-azotes-por-darse-la-mano-con-personas-del-sexo-opuesto/

Condolence


lunes, 26 de octubre de 2015

Piedras para retratar el (inhumano) éxodo sirio

Nizar-Ali-Badr 

 Cada día se cuelgan cientos de imágenes terribles del incierto deambular por las fronteras de Europa de los refugiados que huyen del hambre y de la muerte que envuelven sus países. El artista sirio Nizar Ali Badr ha querido retratar la tragedia que sufre su pueblo en unas esculturas minimalistas realizadas con las piedras que recoge en las playas de Latakia, al norte del país. Estas son algunas de ellas.

ahogado1 
esclavos 
siria2 
siria3 
siria4 
siria5 
siria7 
siria8 


domingo, 25 de octubre de 2015

Tarantino participa en una marcha contra la violencia policial convocada por un partido comunista

La protesta fue convocada a iniciativa del activista Cornel West y del dirigente del Partido Revolucionario Comunista Carl Dix

tarantino 

 Cientos de personas, incluido el cineasta Quetin Tarantino, se manifestaron ayer por las calles de Nueva York para protestar contra la brutalidad policial. Decenas de organizaciones no gubernamentales participaron con el lema “De pie en Octubre”, y en ella se recordó a las víctimas habidas recientemente por hechos violentos atribuidos a agentes de la policía.

tarantino 3 

Según medios locales, la manifestación, que discurrió sin incidentes a lo largo de la Sexta Avenida de Manhattan, desde el parque de Washington Square. Además de Tarantino participó el intelectual afroamericano y activista de derechos civiles Cornel West. Durante la marcha se corearon lemas pidiendo justicia para los civiles que han muerto en actos de brutalidad policial.

tarantino 2 

 El caso de brutalidad policial que mayor atención ha generado en Nueva York en los últimos meses fue el del ciudadano negro Eric Garner, de 43 años, que murió el 17 de julio de 2014 por una llave de estrangulamiento ilegal practicada por un policía.



Bigotes, peinados afro, gabardinas de cuero: la leyenda de los Knicks setenteros en la NBA

Un documental relata la historia del mítico equipo de la NBA de los años 70 

  Sufrimos invasión de documentales deportivos y por ahora hay que decir que es para bien. Ya lo comentamos hace unas semanas a propósito de Red Army Cuando se introduzcan en el negocio quienes usted y yo sabemos y se nos vendan tontunas del Real Madrid y el FC Barcelona con música indie habrá que decir que basta ya de documentales deportivos. Pero por ahora nos están llegando trabajos realmente edificantes.

El último que ha aparecido por los canales de pago es La época dorada del Madison (Michael Rapaport, 2014) sobre los Knicks de Nueva York de principios de los setenta. Deportivamente serían muy buenos, pero el vídeo no sería tan interesante si no ocurriera en Nueva York en aquellos años. A finales de los 60 la ciudad estaba llena de droga, los barrios obreros afrontaban una terrible decadencia y la delincuencia no hacía más que crecer. Ya saben, las cosas que nos gustan.

También había agitación política derivada del genocidio que cometió Estados Unidos en Vietnam y tensión racial, que es el eufemismo que se utiliza para describir las reivindicaciones de igualdad de los negros. Al mismo tiempo se editaba la música popular de mayor calidad de todo el siglo XX y surgían modas cada dos años que han determinado la forma de vestir durante décadas. 

Por su parte, el equipo de baloncesto de la ciudad era una castaña pilonga de mucho cuidado. No debe ser muy distinto actualmente, que me corrijan los expertos en este deporte, cuando en las series y películas siempre se bromea con ello, pero hubo, como siempre le ocurre a todos los equipos, una época triunfal. Para muchos, dicen, el mejor que han visto en su vida.

Cuenta el documental que era una humillación que te regalaran una entrada para ir a ver a los Knicks, llevaban siete años sin llegar a los playoffs. Tan mala era la situación que la gente que iba a los partidos apostaba en contra de su equipo. De hecho, cuando alguien lo hacía bien y no perdían por muchos puntos, le tiraban cosas y le escupían desde la grada. Y qué gradas, todas las menciones que se hacen son de un estadio lleno de humo, con niebla, porque estaba todo el mundo fumando puros.
Por otro lado, por la guerra de Vietnam, había gente que no se levantaba cuando ponían el himno. El ambiente era maravilloso. Sobre todo porque la mayoría de los jugadores por lo de la estatura hacían el servicio militar en la guardia nacional y se encontraban más de una vez pegando como antidisturbios a su propio público en las manifestaciones.

Y del desempeño de la plantilla daba buena cuenta que los jugadores fumasen en el banquillo. Así hasta que llegó el entrenador Red Holzman. Un técnico del que se puede decir que era eso que ahora llaman mourinhista. Su máxima era, literalmente, que se limpiaba el culo con las tácticas y que los jugadores lo que tenían que hacer era defender y punto. 

De este modo llegaron las victorias. El público, como los aficionados de la selección italiana que en la década anterior asistían a los encuentros de su equipo con pancartas en las que ponía catenaccio, cantaba “defensa, defensa, defensa”. Dicen que la gente aplaudía más al que daba la asistencia que al que metía la canasta.

Al mismo tiempo, además de admirar un bello espectáculo defensivo, cuando el equipo entró en racha al estadio empezaron a ir celebrities. Robert Redford, Woody Allen… los aficionados podían ir a ver los partidos con sus mujeres porque en la grada había glamour. Suena machista, pero así lo explican y eso es lo que había en aquellos tiempos, para qué nos vamos a engañar.

Incidentes racistas no faltaban, en cualquier caso. A uno de los jugadores, Cazzie Russel, le sacaron de un coche a punta de pistola en un desplazamiento. Se había fugado alguien de una cárcel y la policía le tuvo retenido pensando que era él. Un negro conduciendo un coche siempre era sospechoso.

Luciendo hermosas patillas y pelo a lo afro, ganaron su primer título de liga. El impacto fue de tal magnitud que todos los jugadores terminaron escribiendo libros sobre la experiencia y todos ellos fueron best sellers.
Con la fama llegó la vanidad. Pero en este caso, no podemos criticarla porque se trata de una época entrañable. Todos competían a ver quién llevaba el mejor abrigo de cuero, los gemelos de perlas más lujosos, iban con sombreros de ala... Aquello era otro espectáculo fuera del campo.

Uno de ellos confiesa que la ansiedad por no jugar buen nivel se la quitaba yéndose de compras. Se miraba al espejo al llegar a casa y se decía: “no juego bien, pero tengo buena pinta”. Solo con eso ya había logrado varios objetivos en su vida. También se inventaron un idioma propio para jugar. Parecía que hablaban en chino.


Al final ganaron dos finales de la NBA y ahí queda eso. El club no ha vuelto a repetirlo, pero lograron ser la generación con la que se ha medido todo lo que ha pasado desde ese momento. Esta forma de narrar leyendas deportivas es sumamente interesante y las posibilidades son infinitas. Cuánto gana el deporte profesional fuera de la prensa del día a día. Especialmente si cuenta con una banda sonora tan espectacular como la de la del Nueva York del cambio de década entre los 60 y 70 como la que adorna majestuosamente este documental. 

Aún crecen amapolas en Flandes

 

 En los primeros días de noviembre todos los que siguen la política, la televisión, el fútbol o, en general, la vida en el Reino Unido, ven aparecer en las solapas de las chaquetas de todos los británicos una extraña mancha de papel rojo. Una amapola falsa, concretamente. La mayoría no se dará ni cuenta, o no hará mucho caso, y entre la minoría que repare en el gesto común no todos sabrán por qué motivo la primavera contraataca en los teewds cuando empieza a nevar ahí arriba.

Es el Poppy Day. Millones de artificiales florecillas son distribuidas en la Gran Bretaña e Irlanda del Norte en conmemoración de las 11:00 horas del 11º día del 11º mes de 1918, el momento en el que entró en vigor el armisticio que acabaría con la Gran Guerra. La Segunda Guerra Mundial sin duda fue más sangrienta, pero no para los isleños, que perdieron toda una generación en los campos de batalla del noroeste de Europa combatiendo al Kaiser. Casi un millón de tommys no regresaron de Ypres, Passchendale…, mientras que en el partido de vuelta del 39 al 45 fueron 400.000 hombres los que dejaron de existir.

La muerte y la devastación se enseñoreaban de Bélgica y Francia mientras las amapolas silvestres seguían creciendo, como si toda aquella locura no fuese más que una pequeña molestia que no iba a impedir que ellas cumplieran su cita para añadir un rojo más caliente que el de la sangre a la campiña. Entre cruces, alambre de espino, cráteres y minas, cadáveres de hombres y animales, las flores sumaban el último toque de surrealismo al paisaje más desquiciante que el ser humando ha provocado en la Historia, la guerra de trincheras.

Un médico canadiense llamado John McCrae marchó como integrante del Imperio a luchar entre todo aquel despropósito. Con sus amigos, con sus residentes, con los jóvenes que había estado formando durante años para enseñarles a curar, y ahora tenía que dirigirlos para matar. Y para morir. Precisamente, la muerte de uno de sus alumnos en 1915 fue lo que hizo que las amapolas llenaran su mente y le empujaran a escribir el que se convertiría en uno de los más populares poemas durante la guerra, In Flandres Fields:

In Flanders fields the poppies blow
Between the crosses, row on row,
That mark our place; and in the sky
The larks, still bravely singing, fly
Scarce heard amid the guns below.

We are the Dead. Short days ago
We lived, felt dawn, saw sunset glow,
Loved and were loved, and now we lie,
In Flanders fields.

Take up our quarrel with the foe:
To you from failing hands we throw
The torch; be yours to hold it high.
If ye break faith with us who die


We shall not sleep, though poppies grow
In Flanders fields.

No es Shakespeare, no, ni Milton. Pero captó el momento. Y sirvió para que Moina Michael recogiera la idea en los días en los que la escabechina llegaba a su fin y se dedicase a promover por todo el Imperio Británico un día de recuerdo y ayuda para que los veteranos que volvían reventados física o psicológicamente de aquel infierno pudiesen adaptarse a la vida en paz. Se repartirían amapolas de papel a cambio de donativos para las instituciones que debían cuidar a los hombres que los ciudadanos del Imperio habían mandado a dar si no su vida, su juventud, recogiendo algo más que flores en ultramar.

Durante casi un siglo ya todos los noviembres comienza la cosecha y los brits prenden una flor de sus ropas, como las que aún crecen en Flandes.


Fuente:  http://www.jotdown.es/2011/10/aun-crecen-amapolas-en-flandes/

'A las diputadas les gusta que lleguen negros porque la tienen más grande'

Un libro denuncia el sexismo de los parlamentarios italianos de todos los partidos políticos sin excepción
En Italia no se sancionan los comentarios ofensivos para las mujeres
El ex ministro Ignazio La Russa, con su jefe Berlusconi.
 Abrir el libro por cualquier página genera vergüenza ajena o hace pensar que todo es una gran inocentada. Pero no, todo es real y está perfectamente documentado. El periodista italiano Filippo Maria Battaglia ha recopilado todos los comentarios y actitudes machistas protagonizados por los políticos en Italia desde el nacimiento de la República hasta la actualidad. Y lo sorprendente es que no se salva ni un solo partido.

Todos -desde la caduca Democracia Cristiana hasta el flamante Movimiento 5 Estrellas, el Partido Comunista o, evidentemente, la Forza Italia de Berlusconi, que se lleva la palma- han discriminado, menospreciado y ridiculizado a la mujer sistemáticamente. Estate callada y vete a la cocina (editorial Bollati Boringhieri) es un retrato del machismo que sigue existiendo en la sociedad italiana. Y quizá también en la española.

"A las diputadas les gusta que lleguen negros a Italia porque la tienen más grande", soltó en una discusión parlamentaria Ignazio La Russa, ministro de Defensa del gobierno de Berlusconi, mientras se tocaba ostensiblemente los genitales. Era 2002, y fue uno de los comentarios sexistas más antológicos de Italia. Pero ni mucho menos el único.

En 2013, Pier Luigi Bersani, entonces líder del Partido Democrático (hoy en el poder), declaró en la Cámara: "En el Parlamento nosotros aportamos el 40% de las mujeres". Y añadió dirigiéndose al líder de Forza Italia: "¿Tu cuántas chicas traes?", como si las diputadas fueran un objeto y la Cámara, una fiesta.

La ex ministra de Sanidad Rosy Bindi sufrió durante años ataques dialécticos por su aspecto poco agraciado. Beppe Grillo, líder del populista Movimiento 5 Estrellas, le dijo en 2012: "Tú nunca has tenido problemas de convivencia con el amor verdadero, ¿verdad?". Y Berlusconi le soltó en un debate televisivo: "Eres más guapa que inteligente".

Si se es fea, malo. Si se es guapa, también. Son habituales los comentarios sexistas sobre la actual ministra de Reformas Constitucionales, la atractiva Maria Elena Boschi. "Con estos vestidos, no sé si Boschi será recordada por sus formas o por sus reformas", escribió en Twitter el senador del Movimiento 5 Estrellas, Nicola Morra. Cuando Boschi juró el cargo, lo más comentado en los medios fue su vestido y no su preparación política... Como pasó en España durante la primera Pascua Militar a la que la hoy ex ministra de Defensa Carme Chacón asistió en 2009.

Battaglia, reportero del canal Sky TG24, ha consultado decenas de actas parlamentarias, libros de memoria y periódicos. "Cuando el debate parlamentario se enciende, aumentan los ataques hacia las mujeres", asegura el periodista a EL MUNDO.

Según Battaglia, el problema es que en Italia no hay sanciones contra los comentarios sexistas. Si no, otro gallo cantaría. El autor de Estate callada y vete a la cocina recuerda que en 2011 el primer ministro británico, David Cameron, tuvo que disculparse tras decirle a una parlamentaria: "Tranquilízate, cariño". Battaglia cree impensable una disculpa así en Italia. El país es el número 23 en discriminación sexual en Europa, al mismo nivel que Eslovenia, y sólo por delante de Grecia, Bulgaria y Rumanía, según la UE.

Fuente:  http://www.elmundo.es/sociedad/2015/10/25/562bd718268e3e26438b4624.html

Cómo clasificamos las personas y las cosas


Personas categorizadas según el animal al que se parecen. De Humana Physiognomonia
El término "estereotipo" fue acuñado en 1794 por el impresor francés Firmin Didot para referirse a un tipo de proceso de impresión en el cual se usaban unos moldes para producir copias de una composición de tipos móviles de imprenta en planchas metálicas. Con estas planchas duplicadas se podían imprimir periódicos y libros en varias imprentas a la vez, lo que hacía posible la producción en masa. El término fue utilizado por primera vez con su significado actual por el periodista e intelectual norteamericano Walter Lippmann en su obra de 1922  La opinión pública, un análisis crítico de la democracia moderna y el papel que juega el público en determinar su curso. A Lippmann le preocupaba la creciente complejidad de los asuntos que afrontaban los votantes y la manera en que estos desarrollaban sus opiniones sobre aquellos asuntos. Le preocupaba especialmente el papel de los medios de comunicación de masas. Con un lenguaje que parece extraído de un artículo académico actual sobre la psicología de las categorías, Lipmann escribió: "El entorno real es demasiado grande, demasiado complejo y demasiado fugaz para que pueda conocerse de forma directa... Y aunque tenemos que actuar en ese entorno, tenemos que reconstruirlo sobre un modelo más simple antes de poder manejarlo". Fue ese modelo más simple a lo que denominó estereotipo.
    Lippmann comprendió que los estereotipos que la gente utiliza provienen de la cultura a la que se hayan visto expuestos. La suya fue una época en la que los periódicos y revistas de gran distribución, además del nuevo medio del cine, llevaban las ideas y la información a una audiencia mucho más grande y lejana de lo que nunca antes había sido posible. Aquellos medios de comunicación habían puesto a disposición del público una variedad hasta entonces insólita de experiencias del mundo, lo cual no implicaba necesariamente que proporcionaran una imagen nítida del mundo. Las películas, en particular, transmitían un retrato de la vida elocuente, y de apariencia real, pero a menudo poblado por tópicos y caricaturas. Los personajes arquetípicos eran (y todavía lo son) un recurso socorrido (los reconocemos al instante) pero su uso amplifica y exagera los rasgos de carácter que asociamos con la categoría que representan. De acuerdo con los historiadores Elizabeth Ewen y Stuart Ewen, al notar la analogía entre la percepción social y un proceso de imprenta que permitía generar un número ilimitado de impresiones idénticas, "Lippmann había identificado y dado nombre a una de las características más potentes de la modernidad".
    Aunque las categorizaciones debidas a la raza, la religión, el género y la nacionalidad son las que reciben más prensa, categorizamos a la gente de muchas otras maneras. Problablemente todos podemos pensar en casos en los que hemos echado en el mismo saco a deportistas y banqueros, en los que nosotros y otros hemos caracterizado a las personas que acabamos de conocer por su profesión, apariencia etnicidad, educación, o incluso por el coche que conducen. Algunos estudiosos de los siglos XVI y XVII categorizaron incluso a las personas en función del animal al que más se parecían, tal y como se muestra en las imágenes de De Humana Physiognomonia, una especie de guía de campo de los caracteres humanos que escribió en 1586 el italiano Giambattista della Porta.
    Una ilustración más moderna de la categorización por la apariencia fue la que se desarrolló una tarde en un pasillo de unos grandes almacenes de Iowa City. Allí un hombre sin afeitar, vestido con unos vaqueros sucios y remendados y una camisa azul de trabajo introdujo un pequeño artículo de vestir en el bolsillo de su chaqueta. Otro cliente que estaba en el mismo pasillo le vio hacerlo. Poco tiempo después, un hombre bien acicalado con pantalones planchados, chaqueta deportiva y corbata hizo lo mismo, observado por un cliente distinto que estaba comprando algo cerca de él. Aquel día se produjeron incidentes como estos una y otra vez. Pero no se trataba del día Nacional de la Cleptomanía sino de un experimento dirigido por dos psicólogos sociales. Con la plena cooperación de las tiendas involucradas, los investigadores pretendían estudiar de qué modo las reacciones de los testigos se ven afectadas por la categoría social del delincuente.
    Todos los rateros eran cómplices de los investigadores. Inmediatamente después de cada episodio de hurto, el ladrón se alejaba hasta un lugar donde no pudiera oír  al cliente pero este todavía pudiera verlo. Entonces otro cómplice de la investigación, vestido como empleado del almacén, se acercaba al cliente y comenzaba a ordenar la mercancía en los estantes. De esta forma se ofrecía al cliente una oportunidad fácil de informar del delito. Todos los clientes observaron el mismo comportamiento pero no todos reaccionaron del mismo modo. Un número significativamente menor de los clientes que vieron un hurto cometido por un hombre bien vestido informó del delito, en comparación con los que habían visto a la persona desaliñada. Más interesantes aún fueron las diferencias en la actitud de los clientes cuando avisaron del hurto al empleado. Sus análisis de los sucesos fueron más allá de lo que habían observado, como si se hubieran hecho una imagen mental del ratero basada tanto en su categoría social como en sus acciones. A menudo dudaron si delatar al criminal bien vestido vestido pero avisaron con entusiasmo del ladrón desaseado, aliñando sus relatos con frases del vestido de "ese hijo de perra acaba de meterse algo en el abrigo". Era como si la apariencia desaliñada de aquellos hombres les dijese a los clientes que hurtar debía ser el menor de sus pecados, como si fuese un indicio de una naturaleza interior tan sucia como sus ropas.
    Nos gusta pensar que juzgamos a las personas como individuos, y a veces nos esforzamos conscientemente por evaluar a los otros sobre la base de sus rasgos particulares. A menudo lo logramos. Pero si no conocemos bien a una persona, nuestra mente recurre a su categoría social en busca de respuestas.

Subliminal
Leonard Mlodinow

sábado, 24 de octubre de 2015

“No hay relación entre el éxito en la escuela y en la vida”


Madrid acoge este viernes una jornada titulada Infancia y ciudad en la que se reflexiona sobre cómo hacer de la capital una ciudad amable para la infancia en la que participarán numerosos expertos, además de la alcaldesa Manuel Carmena y de Francesco Tonucci, autor de libros como La ciudad de los niños en el que aboga por un nuevo modelo educacional y vital donde el niño tome verdaderamente parte. Esta mañana en Hoy por hoy con Gemma Nierga, el psicopedagogo italiano ha explicado las propuestas que hará a la alcaldesa y ha analizado el actual sistema educativo.

Se trata de reflexionar sobre "cómo hacer de Madrid una ciudad amable para la infancia". Y es que, como el propio Francesco Tonucci lleva 25 años explicando, lo que es bueno para la infancia "es bueno para todos”. Pero desde luego, según este psicopedagogo reconocido internacionalmente, hay aún mucho por hacer. “Las ciudades están traicionando su naturaleza original de ser un lugar de encuentro para las personas” asegura Tonucci, para el que uno ejemplo claro de esto es la cantidad de automóviles que aún circulan por las urbes. "Para los coches se dedican todas las energías económicas. No tienen en cuenta que hay más muertos por accidentes de tráfico que por guerra, que contaminan el aire…".

"El miedo hace que los niños no salgan de casa"
Los coches son, precisamente, uno de los miedos que hacen que los padres no dejen a sus hijos caminar libremente por nuestras calles. Y según Tonucci, se trata de un grave error ya que, según el italiano, el temor es mayor que el peligro real. “El miedo de las familias hace que los niños no salgan de casa, no pueden salir a encontrar amigos” explica Tonucci, que advierte que, a pesar de que los accidentes de tráfico bajan, “el miedo está subiendo” asegura. “Esto es muy grave, el miedo debe ser proporcional al peligro, sino produce desastres”.

Los adultos pensamos ciudades para adultos Ante este panorama el también dibujante opina, y es algo palpable, que los niños “es una de las categorías que ha desaparecido de la ciudad”. Y no será fácil que vuelvan sino escuchamos la opinión de los más jóvenes sobre el tipo de ciudad que quieren. “Cuando preguntamos a los niños como quieren una ciudad, nunca piensan en una ciudad para ellos. Siempre piensan en sus abuelos, hermanos, amigos, en los animales…los adultos pensamos ciudades para adultos” explica Tonucci.

El fin de los "deberes"
Tema aparte es si los niños podrían disfrutarla lo suficiente de esa ciudad idílica. Y es que la carga de deberes y actividades extraescolares dejan poco espacio al ocio. “Los niños no tienen tiempo para disfrutar de su infancia” asegura Tonucci que echa parte de la culpa al propio sistema educativo que, según él, habría que cambiar radicalmente porque “Si los niños pasan la tarde haciendo deberes” explica, “mañana, en la escuela no tendrán nada que contar”.

El éxito en la escuela no garantiza nada Tantas clases de refuerzo, deberes y horas de estudio se justifican a menudo como una inversión de futuro. Pero también en esto difiere el autor de La ciudad de los niños, un proyecto iniciado en 1991. “Las investigaciones a largo plazo en EE. UU demuestran que no hay ninguna relación entre el éxito en la escuela y el éxito en la vida” afirma categóricamente. Hablamos de éxito profesional, pero también personal, algo a lo que prestamos menos atención. “Nos olvidamos de la felicidad. Para ser felicices no hace falta tener buenas notas en todas las disciplinas sino poder descubrir cuál es la suya, y a veces no es ni lengua, ni matemáticas ni ciencias”. Quizás, en nuestros colegios, debería haber una asignatura en la que aprendiéramos a aprender. Y con Tonucci como referente.


Fuente:  http://cadenaser.com/programa/2015/10/23/hoy_por_hoy/1445588641_998247.html

El poema de la ‘página 112′ en la época del ‘doble check’

“Leí un poema tuyo y me recordó a él… Quiero decir, leí un poema suyo y me recordó a ti…”. Elliot, el inolvidable personaje al que da vida Michael Caine en la película de Woody Allen Hannah y sus hermanas (1986), se insinúa torpemente a una incrédula y defensiva Lee. Ella intenta esquivar inútilmente la declaración de amor que contiene el poema de la página 112 del libro de E. E. Cummings que él acaba de fingir encontrar casualmente en el estante de la librería y que insiste en regalarle.

La escena de ambos antes de que llegue el taxi es una de las declaraciones de amor prohibido más memorables de la historia del cine:
– ¡No te olvides de leer el poema de la página 112! ¡Me recordó a ti!
Lee es consciente de lo que ocurre, y se aleja de la librería pensativa en el asiento trasero del coche, mientras suenan de fondo unos acordes de piano que introducen su propia lectura en off del poema de Cummings. Finge sorpresa, se niega a creerlo, lucha contra sus propias decisiones, pero realmente deseaba aquel gesto. Pocas veces un amor intenso, que llega a ciertos niveles rutinarios de encuentros, sonrisas, palabras torpes e incluso de desprecios no es correspondido en algún grado. Que eso se materialice en algo es distinto. Cada uno es rehén de demasiados miedos, prevenciones y circunstancias.
Esa coraza que nos vamos construyendo tras cada desengaño quizá nos evite muchos sufrimientos, pero habremos de admitir que, siguiendo esa lógica, también puede estar impidiendo nuevas alegrías y gozos. Nunca conoceremos el saldo de ese catenaccio sentimental.

Leslie Jamison, autora de Empathy Exams (un conjunto de ensayos que en España edita Anagrama como El anzuelo del diablo), escribe que “el hecho de sentir algo jamás se reduce a un estado de sumisión, sino que siempre es también un proceso de elaboración”. Hay algo voluntarioso, o como dice Ricardo Piglia en sus diarios: “No elegimos olvidar, pero sí cuándo olvidar”. ¿Tienen razón Jamison y Piglia?
Poco importa que en mi caso lo dude, pero sí es cierto que “las sensaciones absolutas y simples llevan aparejadas una vergüenza implícita”, como poco después escribe Jamison. Apenas hay que recordar a Elliot/Caine, con la cabeza gacha y la mirada dispersa, siempre con el gesto (que como buen actor transmite) de sentirse un quinceañero en una actitud de enamoramiento impropia en un hombre maduro. Su carrera por Manhattan, perfectamente planificada para hacerse el encontradizo con Lee, es una metáfora perfecta de nuestra fingida racionalidad ante un hecho que nos desborda.

– ¡Elliot! –se sorprende ella.
– ¡Oh, Lee! ¿Qué haces por aquí…? ¡Ah, vives por aquí, claro!
Es la teatralización de dos personas a la defensiva que, en el fondo, pese a sus propias reservas y miedos, están deseando encontrarse, y que aunque en unas horas se sientan abochornados como niños cazados untando doble de Nocilla en su merienda, han estado en esa cumbre irrenunciable que Benjamin Constant definió en su novela autobiográfica Adolphe: “El amor es sólo un punto luminoso, y sin embargo parece apoderarse del tiempo. Hace unos días no existía, pronto dejará de existir; pero mientras existe expande su luz tanto sobre la época que lo ha precedido como sobre la que debe seguirlo”. Ese sentimiento que el fado tropical de Chico Buarque define bien como la imposibilidad del odio y del olvido: “Si la sentencia se anuncia bruta, rápidamente la mano ejecuta, pues si no, el corazón perdona”. El enamoramiento quizá pueda definirse sencillamente como una feliz ruptura de planes.

Lee llega a su casa, y lee el poema. Elliot no tiene manera de comprobarlo, y la escena nos lo muestra insomne, desvelado, dando vueltas por su casa imaginando qué habrá hecho ella. ¿Lo habrá leído? Si lo ha hecho, ¿habrá captado el mensaje implícito? Si es así, ¿cómo reaccionará? Demasiados supuestos. La incertidumbre le impide concentrarse en el trabajo, en el ocio. En el sueño. La vida, de repente, es una mierda subordinada a un capricho ajeno.

No han cambiado mucho las cosas. Los doble check de las redes sociales se pueden evitar voluntariamente; nunca explicitaremos incredulidad si alguien se excusa diciendo que jamás le llegó el e-mail que insinuamos. Puede, incluso, que realmente no lo haya recibido o leído, que es lo que queremos creer cuando no hay respuesta. La angustia sigue siendo la misma. Y por más capas de hormigón que echemos al muro de carga sentimental, estamos expuestos a que, de repente, aparezca esa persona de la que habla Cummings en su poema de la “página 112”, la que nos “abre los dedos como pétalos” aunque nos hayamos cerrado como un puño, y nos convierta de nuevo en un niño feliz corriendo por su calle.

“Allí adonde nunca he viajado”
En algún lugar al que nunca he viajado, felizmente
más allá de toda experiencia, tus ojos tienen su silencio: 
En tu gesto más frágil hay cosas que me rodean 
o que no puedo tocar porque están demasiado cerca. 
Con solo mirarme, me liberas. 
Aunque yo me haya cerrado como un puño, 
siempre abres, pétalo tras pétalo mi ser, 
como la primavera abre con un toque diestro 
y misterioso su primera rosa. O si deseas cerrarme, yo y 
mi vida nos cerraremos muy bella, súbitamente, 
como cuando el corazón de esta flor imagina 
la nieve cayendo cuidadosa por doquier. 
Nada que hayamos de percibir en este mundo iguala 
la fuerza de tu intensa fragilidad, cuya textura 
me somete con el color de sus campos, 
retornando a la muerte y la eternidad con cada respiro. 
Ignoro tu destreza para cerrar y abrir 
pero, cierto es que algo me dice 
que la voz de tus ojos es más profunda que todas las rosas… 
Nadie, ni siquiera la lluvia tiene manos tan pequeñas.


 

viernes, 23 de octubre de 2015

Bring On The Night


Investigan a Facebook por transferir datos de europeos a EEUU

 Investigan a Facebook por transferir datos de europeos a EEUU

Un tribunal irlandés ordenó el martes abrir una investigación a Facebook por la transferencia de datos de usuarios de Europa a EE.UU. con el fin de asegurar el derecho a la privacidad y la protección de datos.

La Corte de Justicia de la Unión Europea (CJUE) invalida la Decisión de la Comisión que declaró que Estados Unidos garantiza un nivel de protección adecuado de los datos personales transferidos", según rezaba el dictamen emitido.

Es decir, la justicia europea ha tumbado la normativa vigente desde 2000 que permite la transferencia de información perteneciente a ciudadanos europeos a EE.UU., al considerar que no se trata de un país seguro para el resguardo de la información.

La decisión judicial se enmarca dentro de la campaña lanzada hace dos años y medio por el estudiante austríaco Max Schrems para descubrir cuánto y qué tipo de información personal traslada la red social a las autoridades estadounidenses

Solicitó a Facebook que le informara sobre la información que tenía almacenada sobre él, una persona prácticamente anónima, y descubrió que rellenaba más de 1000 folios.

Schrems denunció en 2013 a Facebook ante la Comisión de Protección de Datos de Irlanda (DPC), que tiene responsabilidad de vigilar el cumplimiento de la legislación vigente por parte de la red social, ya que esta tiene su base de operaciones europeas en Dublín.

La DPC se negó al principio a investigar la demanda del activista, pero se ha visto obligada a rectificar después de que el Tribunal de Justicia de la Unión Europea dictara a principios de este mes una sentencia histórica contra la transferencia de datos personales de ciudadanos europeos a EE.UU., que obligará a Bruselas a negociar con Washington un nuevo marco de mayor protección.

"La Comisión está ahora obligada a investigar las quejas (...) y estoy totalmente seguro de que así lo hará", declaró el martes el juez del Tribunal Superior de Dublín, Gerard Hogan.

El magistrado recordó que la DPC había desestimado la reclamación de Schrems, entre otros motivos, porque entendía que la Comisión Europea (CE) ya había considerado que EE.UU. era un "puerto seguro", lo que garantiza un nivel adecuado de protección de los datos personales transferidos.

Pero la decisión del 6 de octubre de la Corte de Justicia de la Unión Europea (CJUE) modificó este marco jurídico al calificar de "inválido" un régimen, mejor conocido como Safe Harbor, que enmarca desde hace 15 años estos traspasos de datos con fines comerciales.

El llamado puerto seguro (Safe Harbour) es un acuerdo de transferencia de datos entre la Unión Europea y Estados Unidos.

Fuente:  http://www.ecorepublicano.es/2015/10/investigan-facebook-por-transferir.html

Suiza. Cuando el emigrado no es el capital

Las imágenes son de Alternativas News.
Alternativas News.

Pues sí, así como suena, los suizos nos tienen miedo. Vamos a alterar sus cómodas vidas de burgueses instalados en su  “paraíso occidental”, donde todo son facilidades y privilegios económicos y sociales. Y para que no les molestemos se blindan y enroscan como ese tipo de moluscos que para defenderse del peligro exterior se aíslan endureciendo su caparazón.


Acaban de aprobar en referéndum el endurecimiento de la ley de Asilo y  Refugio del país. Los suizos nos ven a los pobres del sur de Europa, llámense griegos, españoles, portugueses o italianos, como invasores que vienen a alterar sus cómodas vidas, gente que pone en peligro la seguridad de sus hijos para aprovecharse de su sistema de social. En alguna ciudad han puesto en marcha una serie de medidas para restringir los movimientos de quienes ellos consideran  un peligro para su sistema de vida, prohibiendo el acceso a determinadas zonas de la ciudad, como los colegios, las piscinas, las zonas deportivas, etc por temor a que alteren su bienestar social.

 La sociedad suiza se entrega a un discurso simplista, actuando así de forma egoísta e hipócrita. No restringen la entrada en sus fronteras a toda esa caterva de gente que se lleva el dinero de su país, evadiendo impuestos, para depositarlos en sus bancos, buscando la seguridad de fortunas muchas veces amasada de forma ilegal, cuando no criminalmente. Resulta curioso que los suizos no quieran a los europeos pobres del sur cuando parte de su bienestar procede del dinero que ilegalmente se extrae de estos países. Es indignante que Suiza siga amparando y protegiendo a ese tipo de delincuentes de cuello blanco, mandatarios que reproducen la pobreza de las sociedades a cuyos habitantes miran con desprecio y le limitan el ejercicio de sus derechos humanos.

Suiza es uno de los denominados paraísos fiscales, un país que acoge con total impunidad a esos señores de postín. Son los mismos bancos que después cargarán sus intereses financieros a los Estados del sur. Eso sí, los clientes de estos bancos suizos suelen presumir de patriotismo con descaro y cinismo, desfilan por los medios de comunicación de sus respectivos países asumiendo el rol de respetables, de defensores de los valores patrios, incluso religiosos, envolviéndose en banderas a las que dicen defender, pero que, en el fondo, la única patria y bandera que defienden se llama dinero. De eso sabemos mucho en España.

Por otro lado, resulta escandaloso que la Unión Europea no afronte con contundencia el tema de los paraísos fiscales, y más cuando los países sureños no levantan la cabeza debido en gran parte a la suculenta evasión de capitales que sufren. El producto nacional se va por las alcantarillas cuando se vislumbra situaciones que los evasores consideran peligrosas para sus intereses. Tanto legislar contra cualquier nimiedad, y no se afronta uno de los grandes pecados que vive Europa y que permite incluso dentro de sus propias fronteras (véase el caso concreto de Luxemburgo, país que hasta hace poco ha estado presidido por quien ahora es, nada más y nada menos, que presidente del Gobierno europeo). Será porque muchos de nuestros políticos europeos tienen allí sus fondos, a buen recaudo, y necesitan de estos paraísos para cuando dejen su poltrona.

 Suiza siempre ha sido un país bien considerado a nivel internacional, incluso se le ha respetado su supuesta neutralidad, aun cuando todos saben que su  “status” privilegiado se debe, en gran parte, a su situación de guardián del dinero sucio que los ricos y, muchas veces, los indeseables, depositan en sus bancos. Estas instituciones son los templos del dios más querido de estas sociedades opulentas, el dinero. Un dios que exige adoración y total entrega, y obliga a sus adoradores a crear un ámbito social cerrado, donde los pobres y los que buscan espacio para trabajar y ganarse su vida, no les molesten. Y así, de vez en cuando, promueven referéndums donde las respuestas que se solicitan tienen mucho que ver con preservar su supuesta seguridad económica. De esta manera, los suizos están formando una sociedad cerrada, satisfecha, anestesiada ante los males de “los demás”, que camina aburrida y adornada de una hipocresía supina, cuyos niveles de bienestar económico no produce la felicidad. Los suizos no nos quieren, pues ellos que se pierden la vitalidad, la ganas de vivir y superarse, la alegría de moverse por otros valores que no son solo el dinero, y que, por supuesto, de no tener que cerrarse bajo la culpabilidad de ser un país que vive de la rapiña y de las ilegalidades de sujetos que hacen mucho mal  a las sociedades en las que viven.


Fuente:  http://lareplica.es/suiza-cuando-el-emigrado-no-es-el-capital/

jueves, 22 de octubre de 2015

"Los nuevos flujos migratorios emanan de una pérdida masiva del hábitat"

La socióloga, Premio Príncipe de Asturias de las Ciencias Sociales en 2013, sostiene que en la actualidad existe un nuevo conjunto de migraciones con epicentro en el Mediterráneo, el Mar de Andamán y América Central.
"Lo más importante desde mi punto de vista, es que las causas no son tanto la búsqueda de una vida mejor, sino conflictos asesinos"
"La creciente inestabilidad y la pobreza extrema en muchas partes del África subsahariana, y la proliferación de mini-conflictos en el Medio Oriente y África del Este, han empujado el fenómeno a una nueva dimensión"


 
Entrevista a la socióloga Saskia Sassen, experta en globalización, migración y el estudio de la sociología del espacio urbano. Actualmente ocupa la cátedra Robert S. Lynd de Sociología de la Universidad de Columbia y es miembro del Committee of Global Thought de dicha institución. Es, además, profesora visitante de la London School of Economics and Political Science. Sassen fue galardonada con el Premio Príncipe de Asturias de las Ciencias Sociales en 2013 por sus contribuciones a la comprensión del fenómeno de la globalización y la sociología urbana.

Al analizar la actual "crisis de refugiados" en Europa, ¿nos encontramos ante otro de esos ciclos que describe en Inmigrantes y Ciudadanos (Editorial Siglo XXI de España, 2013), de la migración abierta a la migración forzada, de las sociedades receptivas a la criminalización del inmigrante?
Seguimos utilizando términos como inmigrantes, emigrantes y refugiados. Este lenguaje refleja una buena parte de lo que está sucediendo. Pero mi lectura de la actual situación me dice que estamos siendo testigos de la eclosión de un nuevo fenómeno que describe un relato mucho más complejo. Yo prefiero el término "pérdida masiva de hábitat" para describir lo que ahora ocurre.

La guerra destaca como el factor más visible, pero las apropiaciones de tierras, la desertificación o el incremento en los niveles de agua que están enterrando todo tipo de zonas habitadas están contribuyendo a impulsar a las personas en busca no tanto de una vida mejor, sino de la propia supervivencia. En Expulsiones (Katz Editores, 2015) hago una descripción detallada de las cada vez mayores masas de tierra y de agua que están prácticamente muertas y que están menguando nuestro hábitat global.

Por otro lado, el actual incremento de refugiados es un fenómeno distinto, tanto en términos de tamaño y origen. Los refugiados huyen de la guerra y de la devastación: la guerra en Siria, los conflictos en Afganistán, Somalia, Libia y otras zonas de África Oriental y del Norte, y la brutal dictadura en Eritrea. El norte de Nigeria y otras zonas de conflicto en África Occidental también están produciendo refugiados, aunque en menor escala. Así que estos nuevos flujos se diferencian de las migraciones tradicionales que aún se siguen produciendo ya que a menudo no queda nada a donde volver.

Estamos entonces ante un fenómeno migratorio nuevo y de un tipo de inmigrante muy distinto
El inmigrante ha sido durante mucho tiempo una figura familiar en nuestra historia occidental: nos referimos a cualquier persona en busca de una vida mejor. También ha sido durante mucho tiempo el ejemplo más familiar de las personas en movimiento. Los refugiados y los desplazados generalmente son vistos como algo muy distinto, víctimas de fuerzas superiores, almas derrotadas a merced, o a falta de ella, de gobiernos, y a menudo secuestrados durante muchos años en campamentos. Y luego está el fenómeno de exilio en la Historia Europea: en su mayoría personalidades prominentes que incluso alguna vez fueron poderosos, bien recibidos y acomodados en las grandes capitales europeas. Ellos llegaron para luchar por poder volver a sus países de origen.

La realidad en el terreno es a menudo más confusa que estos tipos de migrantes claramente definidos. Pero hay un elemento que destaca en la diversidad de las personas en movimiento: la imagen generalizada en tiempos de paz de nuestra historia occidental ha sido y es la del inmigrante deseoso de trabajar, de emprender su propio negocio, de enviar dinero a "casa", a menudo imaginándose poder volver a su país, a su "hogar" de origen, para visitarlo o incluso quedarse para siempre.

Hoy en día existe un nuevo conjunto de migraciones: sus epicentros son el Mediterráneo, el Mar de Andamán y América Central. No es Rusia, Alemania o Italia quienes están enviando migrantes
Y lo más importante desde mi punto de vista, es que las causas no son tanto la búsqueda de una vida mejor, sino conflictos asesinos, guerras, el acopio masivo de tierras para plantaciones, la destrucción de sus hábitats a través de la contaminación de la tierra y el agua, las sequías, desertificación, el resurgimiento de la minería para obtener los metales que necesitamos para nuestra revolución electrónica. Familias y comunidades enteras están siendo expulsadas de su territorio de origen. Cada vez quedan menos "hogares" a los que volver.

Estos flujos de personas desesperadas son una indicación de procesos emergentes más propensos a aumentar que a disminuir. Estos flujos bien pueden ser los inicios de nuevas historias y geografías hechas por hombres, mujeres y niños en la huida desesperada de condiciones insostenibles. Para ellos no hay hogar al que volver, su hogar se ha convertido en una plantación, en una zona de guerra, una ciudad privada, en un desierto o en una llanura inundada.

Así que una forma de encapsular las causas de este nuevo y emergente fenómeno migratorio es el término al que me refería al principio: la pérdida masiva del hábitat.

Estos movimientos migratorios nuevos y extremos se unen a los movimientos migratorios tradicionales. ¿Convergen en la travesía?
Durante décadas ha habido barcos y traficantes que traen a personas en busca de trabajo desde el Mediterráneo a través de España e Italia. Ellos vinieron y siguen llegando en su mayoría de la región del Magreb y del África subsahariana occidental. Son en su mayoría migrantes habituales que dejan atrás familias a quienes envían remesas, a menudo deseando volver a casa. Así que esos flujos tradicionales y más pequeños continúan hoy, en su mayoría a través de Marruecos y las Islas Canarias. Es un grupo que tiende a ajustarse a la definición estándar de las migraciones.

Sin embargo, una diferencia importante del actual flujo con respecto al que se ha experimentado durante décadas es que el centro de gravedad se ha ido desplazado hacia el Mediterráneo Oriental. Grecia se ha convertido en el eslabón estratégico para estas migraciones. Recordemos que ya a principios de 2015 Grecia superó a Italia como el principal receptor, recibiendo 68.000 refugiados, en su mayoría sirios, pero también, entre otros, a afganos e iraquíes. Hasta 2015, el aumento en las llegadas por el mar Mediterráneo se hizo sentir sobre todo en Italia. En 2014, Italia recibió más de tres cuartas partes de todos los refugiados y los migrantes (170.000) por vía marítima. Por el contrario, Grecia recibió 43.500. En este nuevo giro de acontecimientos, las rutas del Mediterráneo central y oriental se han vuelto comparables en tamaño. Pero las personas en cada caso provienen de diferentes países. Según ACNUR, los que llegan a Italia desde Eritrea son un 25%; de Nigeria, el 10%; de Somalia, un 10%; seguido de Siria con un 7% y Gambia con un 6%. Los que llegan a Grecia vienen de Siria en un 57%; de Afganistán, un 22% e Irak en un 5%. Todos estos son mayoritariamente refugiados.

Persisten comportamientos racistas en el tratamiento de estos flujos, incluso sutiles. La insistencia de diferenciar a los "refugiados" de los migrantes "económicos", por ejemplo
El asunto racial siempre ha sido un problema en los flujos migratorios y los factores que menciona siempre están presentes. Son cuestiones que se mezclan, pero que finalmente terminan dando lugar a dicotomías muy concretas. Básicamente dando lugar a percepciones positivas y negativas.

Mientras tanto, Europa busca soluciones improvisadas que a día de hoy rayan el soborno.
Creo que es necesario retroceder sobre el camino andado en lo que ha sido en realidad período muy corto –no más un año– y la medida en la que Europa se ha visto completamente incapaz. En cada paso se han visto desbordados por los hechos sobre el terreno, teniendo que cambiar continuamente sus posiciones y condiciones... Y ahora, lo último, ofrecer dos o tres mil millones a Turquía.

La creciente inestabilidad y la pobreza extrema en muchas partes del África subsahariana, y la proliferación de mini-conflictos en el Medio Oriente y África del Este, han empujado el fenómeno a una nueva dimensión. Y mientras que ahora estamos hablando de millones de refugiados, sólo hace unos meses Frontex advirtió que 153.000 migrantes " habían sido detectados en las fronteras exteriores de Europa ". Ahora nos resulta una cifra pequeña, pero en aquel momento esa cifra representaba un aumento del 149% respecto al mismo periodo en 2014, cuando el total fue de 61.500, que a su vez representaba un fuerte incremento con respecto a los años anteriores.

Entonces Europa se negó a hacer frente a lo que a toda vista era un ascenso constante que se había iniciado a finales de 2014... Justo el momento en el que Europa decidió suspender la operación Mare Nostrum propiciando un gran número de ahogamientos.








miércoles, 21 de octubre de 2015

Netanyahu: 'Hitler no quería exterminar a los judíos'


Inmerso en un cruce de acusaciones con el presidente palestino, Abu Mazen con motivo de los ataques y disturbios que no cesan en Israel y Cisjordania, este mediodía el primer ministro israelí, Benjamin Netanyahu, ha rectificado unas palabras que habían provocado la crítica generalizada en Israel de políticos, historiadores y supervivientes del Holocausto así como del liderazgo palestino. En una alocución anoche ante la asamblea anual del Congreso Sionista en Jerusalén, Netanyahu había señalado que Adolf Hitler decidió exterminar a los millones de judíos porque así se lo pidió del Mufti de Jerusalén, Haj Amin Al Husseini. De sus palabras, se podía entender que absolvía el papel de Hitler en el genocidio.
'Hitler no quería exterminar a los judíos en ese momento, quería expulsarlos', aseguró ayer martes en su discurso en el 37º congreso sionista.

Ante la polvareda causada y antes de tomar el vuelo hacia Berlín, Netanyahu ha declarado a pie de pista: "No tuve ninguna intención de eximir a Hitler de su diabólica responsabilidad en el exterminio de los judíos en Europa. Hitler es el responsable de la solución final del exterminio de los seis millones de judíos. Él fue quien tomó la decisión".

Eso sí, el dirigente israelí añadió que "es absurdo ignorar el papel que desempeñó el Mufti de Jerusalén, el criminal de guerra Haj Amin Al Husseini, en su aliento a Hitler, Himmler y otros en el exterminio a los judíos en Europa. Hay numerosos documentos y pruebas que lo confirman como por ejemplo el testimonio del ayudante de Eichmann en los juicios de Nuremberg tras la guerra en la que dijo que el muftí cumplió un papel en la decisión del exterminio de judíos en Europa".

Según indica, "el Mufti sugirió a las autoridades nazis exterminar a los judíos. Lo consideraba una solución adecuada a la cuestión palestina".

La polémica política-histórica surge de la referencia que hizo anoche sobre la conocida alianza entre el Mufti y el régimen nazi. Pero Netanyahu fue más allá y recordó así la reunión entre Hitler y Al Husseini en 1941: "Por aquel entonces Hitler no quería exterminar a los judíos, quería expulsarlos. Haj Amín al Huseini le dijo que si los expulsaba todos vendrán aquí. Hitler le preguntó qué debía hacer con ellos y Al Husseini respondió: "Quémalos".

La reacción de varios expertos no se hizo esperar. "Es mentira y una deformación barata de la historia que servirá de munición para los negacionistas del Holocausto. Hitler no necesitaba al Mufti para convencerse de la solución final y ya en su famoso discurso en 1939 habló del exterminio de los judíos", replica el prestigioso historiador Meir Litback a la radio militar.

El líder laborista y jefe de la oposición, Isaac Herzog aludió al ya fallecido padre de Netanyahu, un importante historiador especializado en la Inquisición. "Incluso el hijo de un historiador debe ser exacto en la historia", señaló Herzog sobre lo que definió como "deformación de la historia".

"Nadie me enseñará a mí el odio del Mufti de Jerusalén, que era uno de los ayudantes de Hitler, hacia el pueblo de Israel. Él fue el que dio la orden de asesinar a mi abuelo, el rabino Herzog. Pero Netanyahu resta responsabilidad de Hitler y los nazis a la terrible tragedia de nuestro pueblo en la Shoa", afirma Herzog.

En Ramala, han criticado la denuncia contra el Mufti."Netanyahu está interesado en cambiar la historia", ha reaccionado el presidente palestino, Abu Mazen mientras el secretario general de la OLP, Saeb Erekat, añade: "Netanyahu odia tanto a los palestinos que está dispuesto a absolver a Hitler del asesinato de seis millones de judíos (...) Debería dejar de usar esta tragedia humana para anotarse puntos para sus objetivos políticos".

 Fuente: http://www.elmundo.es/internacional/2015/10/21/5627812c22601d334d8b457d.html

Netanyahu culpa a un líder islámico de convencer a Hitler del Holocausto

Llega el documental que muestra a cientos de sacerdotes de todo el mundo practicando cibersexo

Imagen del documental
El documental ‘Amores santos’, que incluirá escenas de cientos de religiosos practicando cibersexo con un actor, se propone denunciar la doble moral de las religiones que condenan la homosexualidad pero cuyos sacerdotes y pastores la practican a puerta cerrada, informó su director.

“Nuestra intención es mostrar la hipocresía de religiosos que, sin importar su credo, hacen a escondidas lo que condenan en público desde los púlpitos”, afirmó en una entrevista el periodista brasileño, ambientalista y director de documentales Dener Giovanini, productor y director de ‘Amores santos’.
El documental, que comenzó a ser producido en noviembre del año pasado y será lanzado a comienzos de 2016, tendrá formato de largometraje e imágenes de alta calidad pese a que provienen de las webcam de los religiosos que, sin saber que eran grabados, tenían “relaciones virtuales” con el actor contratado por los productores.

“Tenemos unas 500 horas de grabaciones de cientos de religiosos católicos, evangélicos, protestantes y anglicanos cuando practicaban sexo virtual frente a su webcam, así como los archivos de sus conversaciones con el actor en las redes sociales”, dijo Giovanini.

Homosexualidad en la Iglesia
El director, especializado en documentales y series para televisión de temas ecológicos y que por primera vez aborda un asunto social y religioso, explicó que su intención inicial era denunciar la violencia que sufren los homosexuales por causa del discurso de “odio y homofobia” de la mayoría de las religiones.

Fueron seis meses de contactos y tres meses de grabaciones de las webcam “Pero la investigación que hicimos nos permitió percibir que muchos de los religiosos que pregonaban ese discurso también eran homosexuales. Entonces decidimos contratar a un actor y le inventamos un perfil en Facebook para atraer religiosos”, afirmó. Pese a sus datos falsos, el actor llegó a tener tres perfiles en Facebook, con cerca de 5.000 amistades, con los que se aproximaba a los religiosos, a los que tan sólo sugería su homosexualidad.
“Fueron seis meses de contactos y tres meses de grabaciones de las webcam. No imaginábamos la cantidad tan grande de religiosos que atraeríamos ni que tendríamos escenas tan fuertes de religiosos usando sus hábitos, algunos en las sacristías”, aseguró.

Giovanini agregó que todos los perfiles de quienes le propusieron sexo virtual al actor fueron verificados minuciosamente para descartar los falsos y confirmar que realmente fuesen de religiosos, y que se dio prioridad a los que dejaban clara su condición con fotos en las que aparecían de hábitos, oficiando misas o con fieles.

El productor, que usará técnicas para esconder el rostro de los religiosos, borró los perfiles en Facebook para que no puedan ser identificados y adoptó varios cuidados para no exponer a nadie.

Denuncia de la hipocresía
“No queremos perjudicar a nadie. Tan sólo mostrar la hipocresía de los discursos de religiones que condenan la homosexualidad. No es una película contra las religiones sino para mostrar que existe algo equivocado y peligroso en su discurso”, afirmó el director. El filme seleccionará imágenes de unos 150 religiosos de 30 países, sobre todo brasileños, y algunos del Vaticano.

El director considera que el filme puede provocar gran impacto en la Iglesia católica porque incluye escenas chocantes con obispos, monseñores, religiosos del alto clero, sacerdotes y seminaristas.

“Tenemos a varios evangélicos y anglicanos pero principalmente católicos, tal vez porque los sacerdotes católicos, por lo general, viven solos en sus casas y pueden usar libremente internet, mientras que los evangélicos viven con sus esposas e hijos y tienen menos libertades para tener relaciones en internet”, dijo.
El documental también incluye testimonios de homosexuales víctimas de persecuciones o agresiones por motivos religiosos, de padres de familia que perdieron a sus hijos por esta persecución y de seminaristas preocupados por ser homosexuales o que fueron asediados en los seminarios.

Fuente:  http://www.yometiroalmonte.es/2015/10/20/documental-muestra-cientos-sacerdotes-mundo-practicando-cibersexo/